Me Corresponde la Ciudadanía Polaca?

La ciudadanía polaca se adquiere por sangre al nacer de padres polacos. En latín se llama ius sanguinis, derecho de sangre. Es diferente a la Argentina donde la ciudadanía se adquiere por ius solis, o por nacer en territorio Argentino.

Antes de poder saber si te corresponde la ciudadanía polaca hay que entender el contexto histórico. Polonia como país tiene 1000 años de historia, sin embargo hubo un momento cuando desapareció del mapa de Europa al final del siglo XVIII.

Había tres imperios, el Imperio Austrohúngaro, Prusia, y Rusia. Entre ellos se dividieron el territorio Polaco. Abajo se ve el mapa de Polonia del siglo 18 y podemos apreciar como entre los tres imperios repartieron el territorio de Polonia durante 123 años. Recién cuando termina la Primera Guerra Mundial Polonia recupera la independencia en 1918.

Después de la independencia, en 1920 sale la primera ley de la ciudadanía Polaca. Esa ley otorga ciudadanía polaca a toda persona que vive en el territorio Polaco, sin importar su etnia o religión. En este territorio vivía gente de muchas culturas diferentes. Había judíos, bielorrusos, ucranianos, rusos, etc.

Por ende la ciudadanía no es lo mismo que nacionalidad. Por lo tanto podrías tener un bisabuelo judío que era ciudadano polaco. Podrías tener un abuelo bielorruso que ni hablaba el idioma polaco, pero por ley era ciudadano polaco.

Vamos a analizar varios ejemplos, algunos en los que me corresponde la ciudadanía polaca y otros donde no.

Mi bisabuelo Judel Borodowski nació en Zelwa en 1899. En este momento no existía Polonia, y Zelwa le pertenecía a Rusia. Hoy en día forma parte de Bielorrusia.

Mi bisabuelo no tenía ciudadanía polaca al nacer, sin embargo pasó un tiempo y Polonia recupero la independencia. En 1920 mi bisabuelo ya tenía 21 años y seguía viviendo en Zelwa, lo que formaba parte territorio de Polonia, entonces según la primera ley de ciudadanía polaca obtuvo la ciudadanía polaca. Acá empieza la línea de sangre Polaca.

Para salvarse de la hambruna devastadora que había en Europa después de la primera guerra mundial mi bisabuelo decide emigrar a Santa Fe en busca de mejor vida. En Argentina conoce a mí bis abuela Rebecca Bekerstein, que coincidentemente era del mismo pueblo, Zelwa y se casan en 1930 (No era necesario que Judel se case con una mujer polaca para que sus hijos sean polacos porque la ciudadanía polaca la transmitía el padre en esa época). Tienen una hija, mi abuela Dora en 1934, quien también tiene la ciudadanía Polaca por nacer de padres Polacos según la ley de 1920-1951.

En esta época la ciudadanía polaca de los hijos menores de edad como también de la esposa estaba vinculada con la ciudadanía del padre, si él padre pierde la ciudadanía también la pierde la esposa y los hijos menores de edad. Mi bis abuelo jamás se naturalizo en Argentina, dado que nació antes de 1900, si se hubiese naturalizado se hubiese cortado la línea de sangre Polaca. Si hubiese nacido de 1901 en adelante hubiera podido naturalizarse porque en 1951 cambio la ley de ciudadanía polaca y los hombres tenían la ciudadanía protegida por la obligación ante el ejército polaco hasta los 50 años.

Mi abuela se casa en 1956 y tiene un hijo que es mi papa en 1960.

En 1951 en Polonia sale la segunda ley de ciudadanía, que trae muchos cambios. Ya no se hace diferencias si la ciudadanía viene por el lado paterno o por el lado materno. La ley ya no menciona que uno puede perder la ciudadanía polaca. Por virtud de esta nueva ley mi papa también es ciudadano polaco porque nació de madre polaca y por ende yo también soy ciudadano polaco y mis hijos también lo serán.

Hubo modificaciones a la ley de ciudadanía polaca en 1962, 1975 y 2012. Sin embargo estas modificaciones no trajeron cambios significativos. Siempre hay que mirar la fecha de nacimiento del individuo para poder evaluar si obtuvieron la ciudadanía polaca porque hay que aplicar la ley que era vigente en ese momento, no la ley actual.

Ahora vamos a analizar un segundo caso que muestra que no todos los que tenían un abuelo o bisabuelo polaco tienen derecho a adquirir la ciudadanía polaca. Empezamos igual con mi bisabuelo nacido en Zelwa, en ese entonces territorio de Rusia. En 1915 en el medio de la primera guerra mundial suponemos que mi bisabuelo emigro a la Argentina. Polonia aun no existía y hubiera viajado con un pasaporte ruso. Cuando en 1920 se promulga la primera ley de ciudadanía polaca ya estaría viviendo en Santa Fe, nunca obtuvo la ciudadanía polaca por más que hablaba polaco y vivía en lo que pronto sería territorio de Polonia. Si se hubiera quedado en Zelwa hasta 1920 la hubiera recibido. No es ciudadano polaco y ninguno de sus descendientes podrá obtener la ciudadanía polaca a través de su línea sanguina.

Ahora supongamos que en vez decide emigrar en 1921, ya existe Polonia y obtiene su ciudadanía polaca y viaja con su pasaporte polaco. En Argentina se casa y tiene un primer hijo Isaac en 1923, después en 1932 tiene otro hijo Osher y también una hija que nació en 1933 llamada Raquel. Vamos a examinar la situación de cada uno cada de sus hijos; todos tienen la ciudadana polaca por nacer de padre polaco.

El más grande Isaac tuvo que hacer el ejército Argentino a los 21 años en 1944, cuando ocurre esto pierde la ciudadanía polaca por formar parte de un ejército extranjero y se corta la línea de sangre polaca. A su descendencia no le corresponde la ciudadanía polaca.

Después Osher a sus 21 años tuvo que hacer el ejército Argentino en 1953. Dado que en 1951 cambio la ley en Polonia se aplica la ley del año 1951 que ya no quita la ciudadanía polaca por formar parte de un ejército extranjero. Sus hijos y nietos van a poder obtener la ciudadanía polaca.

Raquel decidió casarse con un hombre Argentino en 1950, ella conserva su ciudadanía polaca pero cualquier hijo que nazca de ese matrimonio antes de 1951 no tendría derecho a la ciudadanía polaca porque en esa época se transfería solo por el padre. Cualquier hijo de ese matrimonio que nazca después de 1951 tendría derecho a la ciudadanía polaca ya que en 1951 la ley permitía transferir la ciudadanía polaca por cualquiera de los padres.

Se puede apreciar en el mapa cómo cambiaron las fronteras de Polonia después de la Segunda Guerra. Se estima que casi la mitad del territorio de Polonia quedó en manos de la unión soviética. El territorio de Polonia también se corrió al oeste y se apropió parte del territorio Alemán. Es importante considerar eso cuando uno trata de encontrar documentos de sus familiares en los archivos porque es muy probable que los va a tener que buscar fuera de Polonia en lo que hoy en día es Lituania, Bielorrusia, y Ucrania.

El país actual donde nacieron tus ancestros polacos no tiene importancia sobre tu ciudadanía polaca porque la geografía es irrelevante en el sistema ius sanguinis. La ciudadanía polaca fluye por tus venas.

Estos ejemplos cubren algunos de los casos más comunes. Hay muchos detalles adicionales que se tienen que considerar a la hora de evaluar si te corresponde la ciudadanía polaca. La mejor manera de analizar si te corresponde la ciudadanía polaca es completando la evaluación ACA y luego coordinando una consulta gratuita con uno de nuestros expertos.